Intervención familiar.

Para afianzar el éxito en el tratamiento de las adicciones, creamos una alianza terapéutica con la familia y establecemos planes de acción pactados con el paciente.

Intervención familiar
y evaluación del paciente

Intervención familiar

Desde las sesiones iniciales de nuestro tratamiento, será objetivo prioritario poder establecer una alianza terapéutica con la familia. Esta intervención se desarrolla a través de una reunión con el terapeuta y las personas más importantes en la vida de la persona adicta, enfocándose en la negación del adicto respecto a su enfermedad y buscando un cambio positivo para todos. Esto ayudará a la persona y su entorno a ver la repercusión destructiva de la adicción en sus vidas, consiguiendo que la persona adicta inicie un tratamiento, una recuperación y una nueva vida lejos de la adicción.

Esto ayudará a todos los miembros a ver la repercusión destructiva
de la adicción en sus vidas. Pudiendo lograr de este modo que la
persona adicta inicie un tratamiento, una recuperación y una
nueva vida lejos de las adicciones.

Evaluación del paciente

Comenzamos el tratamiento con la evaluación previa del usuario/a y la propuesta de tratamiento personalizada por parte del terapeuta. Se incluye tanto una visión general del funcionamiento del tratamiento, como un acuerdo de contrato de recuperación, en el que se describen una serie de conductas y normas del centro que la persona tendrá que cumplir.

A continuación, se realiza un PAI (Plan de Atención Individualizada) en el cual se pactará con el usuario/a una serie de pautas que pueda abordar con tranquilidad y con el apoyo del equipo profesional del centro.

Abrir chat